Autor: Rafael Gómez  /  5 minutos de lectura.

Cuando a principios de marzo todos los huéspedes de un hotel de Tenerife se vieron confinados por el primer caso de Covid19 en la isla, no sospechábamos el proceso que se iba a desencadenar. Cualquier escenario supuesto se iba a quedar muy corto con la realidad que hoy atravesamos.

Por ello hoy podemos afirmar que aquellas líneas iniciales de la crisis, que entonces nos parecían irreales y tambaleaban al mercado turístico, hoy se dibujan con profundas heridas sobre un fondo muy oscuro. El cierre hotelero total tras la declaración del estado de alerta por el Gobierno de España nos ha colocado al borde de un precipicio de incertidumbre.

El Transporte Aéreo

Asimismo, las compañías aéreas internacionales, muchas de ellas susceptibles de ser nacionalizadas para evitar su quiebra, han suspendido la operativa por un periodo inicial de tres meses. Con el tráfico aéreo paralizado, el impacto en el negocio de los hoteles vacacionales es evidente.

Recomendaciones

Desde Revenue Resort indicábamos entonces algunas medidas que hoy completamos con el cierre total.

Nuestras recomendaciones en líneas generales serían:

  • Trate de evitar en lo posible el reembolso a los clientes con reserva de tarifa no reembolsable. Es una situación especial y se requiere flexibilidad, pero resulta preferible dar bonos para estancias futuras con algún valor añadido, si fuera necesario, antes que perder una reserva.
  • Si el cliente solo quiere reembolso atendiendo a razones personales, permítalo. Este tipo de decisiones nos ayudarán a poder contar con él en un futuro y es el momento de pensar a largo plazo.
  • El ADR (Average Daily Rate) del hotel va a bajar inevitablemente. No debe ser consecuencia de una bajada de precios considerable, sino motivada por la falta de oportunidades de Yielding y menores opciones de venta en categorías más altas.
  • El Revenue adicional debe venir, una vez conseguida la reserva, a través de una estrategia de upselling y cross selling.  Se trata de ofrecer una experiencia única tras largo tiempo de confinamiento.
  • Monitoriza los precios de tus competidores y nunca lideres la bajada de precios en el mercado. Yo siempre digo, cuando los precios de los competidores bajan por compararse entre ellos, se vuelve al punto de partida. ¿Se seguirá bajando el precio?, es la historia del pez que se muerde la cola, y en principio es un impacto negativo para todo el mercado.
  • Si congelaste las campañas en Google y metas, piensa que siempre hay una demanda (aunque menor por el momento). Monitoriza los datos analíticos de las campañas para buscar la mejor estrategia y no perder visibilidad.
  • Finalmente aprovecha las circunstancias para armarte de todas las herramientas que fortalezcan tu negocio cuando se abra el mercado. Es el momento ideal para invertir en formación.

Seamos positivos, saldremos de esta situación y volveremos a una normalidad relativa poco a poco. Si necesitas apoyo formativo, contacta con nosotros.

Ir al contenido